México: Olaf se convirtió en huracán y se acerca por el Pacífico a la península de Baja California

El ciclón Olaf ganó fuerza en las últimas horas y se convirtió en huracán en el Pacífico mientras avanza hacia la península de Baja California, informó este jueves el Servicio Meteorológico Nacional de México (SMN).

“A las 10.00 hora local (15.00 GMT) Olaf se intensificó a huracán categoría 1” en la escala Saffir-Simpson, informó en Twitter el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán M. Santoyo.

El director del ente explicó que el centro del ciclón se localizó a 250 kilómetros al sureste de Cabo San Lucas, en el noroccidental estado mexicano de Baja California Sur.

Registra actualmente vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas de 150 kilómetros por hora.

Temores

Tiene un desplazamiento hacia el nornoroeste a 11 kilómetros por hora.

Sus bandas nubosas ocasionan lluvias puntuales torrenciales (de 150 a 250 milímetros (mm)) en Baja California Sur; muy fuertes (de 50 a 75 mm) en localidades de Nayarit y Sinaloa; fuertes (de 25 a 50 mm) en regiones de Jalisco, e intervalos de chubascos (de 5 a 25 mm) en Colima.

Además de rachas de viento de 90 a 110 kilómetros por hora con oleaje de 5 a 7 metros (m) de altura en las costas de Baja California Sur, y rachas de 60 a 80 km/h con oleaje de 3 a 5 metros en las costas de Sinaloa y el sur del Mar de Cortés, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“Las precipitaciones generadas podrían provocar deslaves, incremento en niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se exhorta a la población a atender los avisos del SMN y seguir indicaciones de Protección Civil”, explicó Santoyo.

Según el pronóstico meteorológico, en la tarde-noche de este jueves el ciclón, todavía como huracán, se acercará mucho al sur de la península de Baja California, donde podría dejar fuertes lluvias en el balneario de Cabo San Lucas.

Posteriormente se moverá más hacia el oeste, sin tocar tierra.

Otros huracanes​

Hasta el momento, en el océano Pacífico se han formado los ciclones Andrés, Blanca, Carlos, Dolores, Enrique, Felicia, Guillermo, Hilda, Ignacio, Jimena, Kevin, Linda, Marty, Nora y Olaf.

Dolores tocó tierra el pasado 19 de junio e impactó especialmente en los estados de Colima y Michoacán y dejó tres muertos por tormentas eléctricas.

Mientras que a mediados de agosto las torrenciales lluvias generadas por el huracán Grace, formado en el Atlántico y que tocó tierra en el Golfo de México, provocaron la muerte de al menos once personas, ocho en el oriental estado de Veracruz y tres en el céntrico estado de Puebla, además de severas inundaciones y daños.

El ciclón había impactado días antes en la península de Yucatán, donde también dejó inundaciones y fallas eléctricas, aunque sin víctimas mortales.

Mientras que Nora, que tocó tierra el 28 de agosto, dejó un menor muerto en el estado de Jalisco y al menos siete desaparecidos, seis de ellos pescadores del estado de Guerrero.

Los vientos con fuerza de huracán se extendían hasta 55 kilómetros (35 millas) del ojo del meteoro y los vientos con fuerza de tormenta tropical hasta 185 kilómetros (115 millas).

Se espera que el meteoro arroje entre 7,5 y 15 centímetros (de tres a seis pulgadas) de lluvia en la zona sur de la península, con hasta 25 centímetros (10 pulgadas) en puntos aislados, lo que generará el riesgo de inundaciones repentinas y aludes.

Fuente: AFP y AP

PB​