México aprobó en Diputados el consumo lúdico de marihuana: los detalles del proyecto

La Cámara de Diputados de México aprobó este miércoles la legislación que regula el consumo, el cultivo y el comercio de marihuana con fines recreativos en todo el territorio, la cual tendrá que ser ratificada por el Senado antes del 30 de abril.

Con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones, la Cámara baja avaló la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y las reformas de la Ley General de Salud y del Código Penal.

A pesar del apoyo en general a la normativa, legisladores presentaron más de 200 reservas o propuestas de modificación. Por lo tanto, el debate se extenderá más allá de las 22 (hora local; 1 de la mañana del jueves, en la Argentina).

Esta legislación obedece a un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en 2018 declaró inconstitucional la prohibición del consumo lúdico de cannabis y que estableció el próximo 30 de abril como plazo máximo para su regulación.

Un hombre fuma marihuana durante una marcha por su regularización, en el Zócalo de Ciudad de México. Foto EFE

Un hombre fuma marihuana durante una marcha por su regularización, en el Zócalo de Ciudad de México. Foto EFE

Aunque el Senado ya aprobó la iniciativa en noviembre del año pasado, deberá ratificar ahora las modificaciones hechas por la Cámara de Diputados antes de que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, promulgue la legislación.

Cuando entre en vigor, México se convertirá en el tercer país de América en legislar a nivel nacional el consumo lúdico de la marihuana, junto con Canadá y Uruguay.

México, con 126 millones de habitantes, podría convertirse en el mercado de marihuana más grande del mundo, considerando además que el 12 de enero último el gobierno reglamentó su uso medicinal.

Los detalles del proyecto

La iniciativa permite fumar marihuana en casa sin presencia de menores, poseer hasta ocho plantas por domicilio y crear asociaciones de fumadores con un máximo de 50 plantas.

También establece un sistema de licencias para la siembra, el cultivo, la cosecha y la venta de marihuana y derivados con cannabis no psicoactivo en México, donde el uso medicinal de la marihuana ya fue aprobado en 2017.

El texto aprobado en noviembre en el Senado preveía la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis.

El proyecto establece 28 gramos como la cantidad máxima de marihuana que se puede portar. Foto EFE

El proyecto establece 28 gramos como la cantidad máxima de marihuana que se puede portar. Foto EFE

Sin embargo, los diputados no respaldaron esta propuesta y establecieron que la ya existente Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) regule la normativa sobre marihuana.

La legislación amplía de 5 a 28 gramos la cantidad de marihuana que se puede portar, pero prevé multas por poseer entre 28 y 200 gramos, y penas de prisión de hasta 15 años por portar más de 200 gramos.

Las reacciones

La regulación fue recibida con suspicacias por organizaciones defensoras del consumo lúdico de marihuana. Alertan que, a pesar de la aprobación, se mantiene la criminalización del consumo del cannabis, ya que seguiría en la lista de sustancias prohibidas por la Ley de Salud mexicana.

En cambio, durante el debate, Arturo Hernández Tapia, del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), celebró la iniciativa como “una oportunidad histórica para terminar con décadas de una actitud hipócrita y moralista que restringía la libertad de las personas”.

El nuevo proyecto de ley permite fumar marihuana en las casas, sin menores, y la tenencia de hasta ocho plantas. Foto EFE

El nuevo proyecto de ley permite fumar marihuana en las casas, sin menores, y la tenencia de hasta ocho plantas. Foto EFE

El legislador defendió que “la guerra contra las drogas en México causó más estragos que las afecciones a la salud de las mismas”.

Un argumento opuesto esgrimió Éctor Jaime Ramírez, del derechista Partido Acción Nacional (PAN), en contra del proyecto. Opinó que la legislación “dañará la salud humana, la convivencia social y el provenir de muchos niños y adolescentes”.

Además, criticó que “se pretende hacer de México un país productor de drogas” y consideró “iluso” creer que se reducirá la violencia en el país.

México, que registró más de 34.500 homicidios dolosos el año pasado, sufre desde hace más de una década una espiral de violencia por los enfrentamientos entre cárteles y las Fuerzas Armadas. 

Con información de EFE, AFP y Télam

AFG​