Lacalle Pou cruzó a Díaz Canel con la canción “Patria y Vida”, himno de las protestas en Cuba

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, citó una canción nacida durante las protestas en La Habana para responderle a su par cubano Miguel Díaz Canel, en el marco de la sexta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Poco menos de un minuto utilizó la palabra el mandatario uruguayo para plantear ante Díaz Canel su posición sobre las libertades políticas que existen en un país y otro.

“El presidente de Cuba utiliza argumentos de mi Nación, que obviamente no comparto y no son ciertos”, inició Lacalle Pou.

Y agregó: “Si hay algo que es cierto -continuó- que en mi país, por suerte, la oposición puede juntar firmas, en mi país, por suerte, tiene resortes democráticos para quejarse. Esa es la gran diferencia con el régimen cubano”.

La foto con todos los mandatarios que concurrieron a la cumbre de la CELAC realizada en México. El presidente Alberto Fernández no viajó. Foto Xinhua

La foto con todos los mandatarios que concurrieron a la cumbre de la CELAC realizada en México. El presidente Alberto Fernández no viajó. Foto Xinhua

Para cerrar su argumentación, el jefe de Estado uruguayo decidió citar un fragmento de la canción “Patria y Vida”, interpretada por los raperos cubanos Yotuel Romero, Descemer Bueno, Maykel Osorbo, que se convirtió en un himno de protesta contra el régimen que gobierna la isla caribeña.

“No son palabras mías”, aclaró al tiempo que agregó que se trata de “una canción muy linda, que quienes la cantan se sienten oprimidos por el gobierno”.

“Que no siga corriendo la sangre por querer pensar diferente. Quién le dijo que Cuba es de ustedes, si mi Cuba es de toda mi gente”, citó y finalizó con un simple “muchas gracias”.

En el mismo ámbito, Lacalle Pou cruzó también al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuya presencia convulsionó el encuentro.

Nicolás Maduro, en la cumple de la CELAC. Foto Reuters

Nicolás Maduro, en la cumple de la CELAC. Foto Reuters

El presidente uruguayo afirmó que participar en la cumbre de la CELAC no significaba ser “complaciente” con países donde “no hay una democracia plena”, en referencia a Venezuela y Nicaragua, en donde, según dijo, “se utiliza el aparato represor para acallar las protestas, cuando se encarcelan opositores”.

Con “voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, subrayó Lacalle ante sus colegas sobre denuncias de violaciones de los derechos humanos en esos países.

En ese contexto, el presidente cubano, Miguel Díaz Canel, salió en defensa de Maduro y condenó una vez más las sanciones económicas de Estados Unidos contra Caracas y La Habana.

Papelón diplomático de Argentina

Antes del escándalo de las renuncias y cambios en el Gabinete, Alberto Fernández consideraba la cumbre de presidentes de la CELAC, que se realiza este sábado en México, como una de sus acciones diplomáticas más importantes de los últimos meses.

En medio de la crisis local, Fernández decidió no viajar y envió en su representación al hasta este viernes canciller Felipe Solá. Sin embargo, desplazó al funcionario cuando estaba en vuelo y aún no había aterrizado en la capital mexicana.

Solá se enteró de que no era más canciller en una de las varias escalas que el avión de la Fuerza Aérea Argentina que lo trasladaba debió hacer para llegar a destino.

Estaba en la República de El Salvador -dijeron en su equipo- cuando recibió una llamada de Santiago Cafiero. Fue el ahora ex jefe de Gabinete quien le informó que no era más ministro y que, además, él lo reemplazaría.

Enojado, Solá decidió no representar a Argentina en la cumbre. En su lugar quedó Juan Valle, secretario de la Cancillería para América Latina.​

LM