La oposición nombra a un gobierno provisorio y se agrava la crisis política en Haití

La aguda crisis política que aqueja a Haití desde hace varias semanas no deja de agravarse. Los partidos de la oposición nombraron a un nuevo mandatario de transición para reemplazar al presidente Jovenel Moise, al que acusan de haber prolongado ilegalmente su mandato de un año. Pero el ejército apoyó al cuestionado jefe de Estado y advirtió que defenderá “el orden democrático”.

“Las Fuerzas Armadas de Haití reafirman su determinación a respetar la Constitución y las autoridades legítimas, democráticamente elegidas por la población”, dice un comunicado firmado por el comandante en jefe, teniente general Jodel Lessage.

El Ejército cuenta con un contingente de unos 450 militares, ya que las Fuerzas Armadas fueron disueltas en 1995, tras su participación en un golpe de Estado, para ser refundadas en 2017 por decisión del presidente Moise.

La posición militar agrega un nuevo elemento tensión a la disputa luego de que el presidente Moise denunciara el lunes intentos de golpe y magnicidio y reafirmara que no dejará el poder. Joseph Mécène Jean-Louis, un juez de 72 años y miembro del Tribunal de Casación, leyó un breve discurso en el que dijo que aceptaba desempeñarse como “presidente interino de la transición y poder servir al país”.

Un manifestante quema neumáticos durante una protesta en contra del presidente haitiano Jovenel Moise, en Puerto Príncipe. Foto Xinhua

Un manifestante quema neumáticos durante una protesta en contra del presidente haitiano Jovenel Moise, en Puerto Príncipe. Foto Xinhua

Todo se produce luego de que la oposición política, el Poder Judicial y muchas organizaciones de la sociedad civil consideraron que el lunes pasado fue el último día en el poder de Moise. El cuestionado mandatario afirma que su mandato al frente del país caribeño se extiende hasta el 7 de febrero de 2022. El desacuerdo sobre la fecha surgió porque Moise fue elegido en una votación que fue anulada por fraude y luego fue reelegido un año después.

En un discurso difundido por redes sociales, el asediado gobernante pidió a sus simpatizantes unirse y sostuvo que “me quedan 364 días en el poder. No habrá transición”.

Sin embargo, la oposición se mantiene firme. “Estamos esperando que Jovenel Moise abandone el palacio nacional para poder proceder a la instalación Joseph Mécène Jean-Louis”, declaró el opositor André Michel.

Las autoridades haitianas anunciaron que habían frustrado un plan de golpe de Estado contra Moise, quien aseguró que había escapado a un intento de asesinato. La policía detuvo a 23 personas. Haití no tiene un Parlamento en funcionamiento desde enero de 2020.

El presidente Moise, aislado, gobierna desde entonces por decreto, alimentando la creciente desconfianza de la población, minada por la pobreza y que sufre a diario la violencia de las bandas.

Varios partidos políticos y organizaciones de la oposición condenaron las “detenciones ilegales”. André Michel, portavoz del Sector Popular Democrático, calificó los arrestos como “una verdadera represión sistemática”, a la vez que hizo un llamamiento a la población a seguir manifestándose en las calles para exigir la dimisión del presidente Moise y el fin inmediato de su mandato.

Fuente: AFP, EFE, AP y Clarín

PB