La OEA crea un cargo para combatir el antisemitismo en América Latina: “Hay campañas que intentan deslegitimar a Israel”

Con el objetivo de mostrar su apoyo a Israel, Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), anunció que van a crear una oficina contra el antisemitismo en América Latina que estará a cargo de un comisionado.

“Hay campañas que intentan deslegitimar a Israel”, afirmó Almagro en el Foro Global del Comité Judío Americano (AJC). Y añadió:  “Quiero decirlo alto y claro: pedir la desaparición del Estado de Israel es un acto de terrorismo y es antisemitismo simple y llanamente”.

Almagro recordó en este contexto el atentado terrorista contra la sede de la AMIA en 1994 y contra la Embajada de Israel en 1992, ambos en Buenos Aires, al afirmar que “el antisemitismo ha tenido dimensiones traumáticas y violentas en nuestra región”. También citó como antecedentes los ataques contra la comunidad judía en Chile y el uso del antisemitismo como herramienta política ideológica. 

“Todos son claros ejemplos de amenazas no solo contra las comunidades judías, sino contra la sociedad a la que pertenecen”, enfatizó.

Roces diplomáticos

Argentina viene de tener roces diplomáticos con Israel por su posición en el conflicto con Hamas.

Fue luego de que Cancillería emitiera durante mayo un comunicado en el que dejó asentada la posición del Gobierno respecto del conflicto bélico de la Franja de Gaza, condenando a Israel por el “uso desproporcionado de la fuerza” contra los palestinos.

​El voto de la Argentina en Naciones Unidas para condenar, investigar y eventualmente calificar como “crímenes de guerra” los ataques de misiles lanzados por Israel contra Gaza elevaron la tensión.

“La República Argentina expresa su honda preocupación por el dramático agravamiento de la situación en Israel y Palestina , el uso desproporcionado de la fuerza por parte de unidades de seguridad israelíes ante protestas por posibles desalojos de familias palestinas de sus hogares en los barrios de Sheikh Jarrah y Silwan, así como por la respuesta a través del lanzamiento de misiles y artefactos incendiarios desde la Franja de Gaza”, expresó en mayo el área que encabeza Felipe Solá.

Esta posición cayó mal en sectores de la colectividad judía en Argentina, según pudo saber Clarín en su momento.

“Este comunicado lo vemos con preocupación y no expresa la buena relación que existe entre nuestros países”, dijo entonces la embajadora israelí en Argentina, Galit Ronen.​

El conflicto bélico de mayo entre Israel y Palestina -que llegó a un alto al fuego tras más de 19 días- terminó con 232 palestinos muertos, incluidos 65 niños y 39 mujeres, según el Ministerio de Salud palestino. Y 12 muertos (entre ellos dos menores) en Israel, por el lanzamiento de misiles.

La oficina de la OEA

Según informó Almagro sobre la nueva oficina contra el antisemitismo, “las principales responsabilidades serán promover la adopción e implementación por parte de todos los países de la región de la definición de trabajo de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto“.

El plan de la OEA es “involucrar enérgicamente a los estados y las organizaciones de la sociedad civil para crear conciencia sobre la necesidad de permanecer alerta a todas las formas de antisemitismo”, dijo Almagro.

Según el comunicado oficial, la decisión del secretario general del organismo panamericano de crear esta oficina es “consecuencia del establecimiento en los últimos años de puestos similares en Europa, Canadá y Estados Unidos“.

“Confiamos en que nuestro hemisferio necesita estar adecuadamente preparado para enfrentar las crecientes amenazas del antisemitismo de la misma manera que lo han hecho muchas otras naciones y organismos internacionales democráticos”, concluyó.

DS