España: La Línea de la Concepción, la ciudad de Andalucía que “trabaja” en Gibraltar y se quiere independizar

Como si el referéndum de autodeterminación ilegal que Cataluña organizó en 2017 no le hubiera ocasionado suficientes dolores de cabeza, España se enfrente ahora a otro intento independentista en su propio suelo, aunque con características diferentes: La Línea de la Concepción, la ciudad frontera entre Europa y Africa, entre el Atlántico y el mar Mediterráneo, quiere organizar su consulta popular para desprenderse del resto de Andalucía y convertirse en una ciudad autónoma.

“No estamos planteando salirnos de España. Estamos pensando en una consulta, algo parecido a un referéndum, que está permitido en las leyes españolas”, dice a Clarín el alcalde de La Línea, Juan Franco, que gobierna este municipio de 70 mil habitantes desde 2015.

“Nuestra ciudad tiene unos problemas muy graves y muy serios que no tiene ninguna otra ciudad de España”, se lamenta el alcalde, que ganó las elecciones con su partido local, La Línea 100×100, con el 67 por ciento de los votos.

La idea de consultar a los vecinos sobre la posibilidad de convertirse en una autonomía fue su caballito de batalla durante la campaña electoral y, hace unos días, consiguió que el Pleno municipal la aprobara.

La Línea de la Concepción

“Estamos a 30 kilómetros de las costas de Marruecos y somos frontera con el único territorio Brexit que hay en toda la Europa continental”, cuenta Franco sobre la proximidad a la colonia británica de Gibraltar, de la que apenas la separa un puesto fronterizo.

“Unas 11 mil personas que viven en la ciudad cruzan a Gibraltar todos los días, trabajan allí y cotizan en un fondo de pensiones extranjero que cuando se retiren les dará pensiones muy bajas”, enumera el alcalde los padecimientos de su gente.

La Línea, pensada por Felipe V como puesto defensivo y asentada sobre el istmo arenoso que separa el Peñón de Gibraltar de la costa, es además una zona caliente para el narcotráfico.

“El hachís que entra hacia Europa termina entrando por nuestras playas”, confiesa a Clarín Franco, de 45 años, que no tuvo vergüenza en participar en un documental de Netflix sobre el narcotráfico en su ciudad definiéndose a sí mismo como “el alcalde con más problemas de Europa”.

La desocupación en La Línea ronda el 35 por ciento. Y el municipio cuenta con uno de los niveles de renta más bajos de España: una gran parte de la población vive en exclusión social y la dependencia económica respecto del territorio británico es inmensa.

La Linea de la Concepcion. Foto Shutterstock

La Linea de la Concepcion. Foto Shutterstock

¿Por qué convertirse en una ciudad autónoma como Ceuta y Melilla, los dos territorios españoles en suelo africano, resolvería las penurias de La Línea?

“Podríamos contar con un sistema organizativo diferente, una financiación distinta y con competencias propias que nos servirían para salir del atasco en el que estamos ahora”, explica el alcalde.

“El artículo 144 de la Constitución española establece que podrán constituirse como comunidades autónomas aquellos territorios de ámbito territorial inferior al provincial, siempre y cuando estén afectados por ciertas cuestiones de interés nacional -explica-. Entendemos que las cuestiones de interés nacional se dan en nuestro territorio y por eso consideramos que podríamos constituirnos en comunidad autónoma.”

Por el Sí

El Ayuntamiento encargó en 2019 un informe al catedrático en Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio de Cabo de la Vega, para que analizara si la voluntad de La Línea de convertirse en ciudad autónoma era viable.

“No existe impedimento o prohibición constitucional, estatutaria, legal o de derecho europeo para la conversión del municipio de La Línea de la Concepción en autonomía, bajo la fórmula de ciudad autónoma, con independencia de que tal proceso sea más o menos complejo, costoso, conveniente u oportuno”, sentenció el informe.

Y según una encuesta casera realizada por un diario local, el 83 por ciento de los habitantes de La Línea votarían que sí a la pregunta: “¿Cree usted conveniente que el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción eleve al gobierno y a las Cortes Generales una petición para instar a la conversión del municipio en comunidad autónoma, de acuerdo con lo previsto en el artículo 144 a) de la Constitución?”

La Línea de Concepción, con el peñon de fondo. Foto AFP

La Línea de Concepción, con el peñon de fondo. Foto AFP

Mientras tanto, el alcalde no contempla la receta catalana -que hasta ahora tan mal resultado dio- de optar por la vía unilateral. “Ni se nos pasa por la cabeza. Queremos hacer una consulta que es posible en el ordenamiento jurídico español”, asegura.

“Nos sentimos más españoles que nadie, andaluces y gaditanos. Lo que estamos planteando es un nivel de organización distinto que hasta la fecha no ha encontrado solución”, insiste Franco.

Si es aprobada por el gobierno nacional, la consulta popular podría recién realizarse el año que viene.

El Peñón de Gibraltar. Foto Reuters

El Peñón de Gibraltar. Foto Reuters

De lograrlo, el alcalde aspira a conseguir “un régimen específico para las 11 mil personas que todos los días van a trabajar a Gibraltar y un régimen especial para los funcionarios, para que quieran venir”.

Describe a La Línea como un terreno desangelado donde médicos, policías, profesores no encuentran atractivo para quedarse: “Un colega mío que tiene un niño de 8 años, que lleva escolarizado desde los 6, ha tenido ya 15 tutores porque los profesores se quedan muy poco tiempo”, cita como ejemplo.

Andalucía no mira con buenos ojos las intenciones de La Línea de desmarcarse de su autonomía. Franco retruca: “Andalucía tiene 87.000 kilómetros cuadrados. Le reduciríamos sólo 26 a los que, hasta la fecha, poca atención ha dedicado”, ironiza el alcalde.

PB