China se mostró abierta a tener “relaciones amistosas” con los talibanes

China se mostró dispuesta a desarrollar “relaciones amistosas” con los talibanes luego de que estos tomaran el control de Afganistán y apoyaran la reconstrucción del país.

“China respeta el derecho del pueblo afgano a determinar de forma independiente su propio destino y futuro, y está dispuesta a continuar desarrollando relaciones amistosas y de cooperación“, dijo la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, ante una de las preguntas formuladas en una conferencia de prensa sobre la situación en Afganistán.

Beijing, además, “está dispuesta a desempeñar un papel constructivo en la paz y la reconstrucción de Afganistán”, agregó Hua.

El presidente de China, Xi Jinping. Foto: AP

El presidente de China, Xi Jinping. Foto: AP

Sobre la base del pleno respeto de la soberanía nacional del Afganistán y la de la voluntad de las facciones internas, China “ha mantenido contactos y comunicaciones con los talibanes y otros, desempeñando un papel constructivo en la promoción de la resolución política de la cuestión afgana“.

“Como todos saben, el 28 de julio, el Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi se reunió en Tianjin con Abdul Ghani Baradar, jefe del Comité Político de los talibanes y su partido. Esperamos que los talibanes, todos los partidos y grupos étnicos puedan crear una estructura para Afganistán estableciendo los cimientos para la paz“, agregó Hua. 

Los talibanes también “expresaron en muchas ocasiones que esperan desarrollar buenas relaciones con China y esperan su participación en la reconstrucción y el desarrollo de Afganistán, y no permitirán que ninguna fuerza use su territorio para poner en peligro a China. Damos la bienvenida a esto”.

Durante mucho tiempo, concluyó Hua, Beijing “respetó la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Afganistán, sin interferir en sus asuntos internos y siempre siguió una política amistosa hacia todo su pueblo”.

Según China, la situación en Afganistán “ha experimentado grandes cambios y respetamos los deseos y elecciones del pueblo afgano”.

La guerra –agregó la portavoz– “lleva más de 40 años: detenerla y lograr la paz no es solo la voz unánime de los más de 30 millones de afganos, sino también la expectativa común de la comunidad internacional y de los países regionales”.

Beijing destacó que el domingo los talibanes “dijeron que la guerra ha terminado y que negociarán un gobierno islámico abierto e inclusivo, además de tomar medidas responsables para garantizar la seguridad de los ciudadanos afganos y las misiones extranjeras”.

China -añadió Hua- espera que las declaraciones hechas por los talibanes “sean implementadas para asegurar una transición gradual sin problemas de la situación en Afganistán, para frenar todo tipo de terrorismo y actos criminales para que el pueblo afgano pueda mantenerse alejado de la guerra y reconstruir su hermosa patria”.

La embajada china en Afganistán “está funcionando como siempre“, añadió la vocera.

“La mayor parte de los ciudadanos chinos se organizaron para retornar al país y algunos eligieron quedarse. La sede diplomática está en contacto con aquellos que permanecen allí y están a salvo”, completó.

Con información de la agencia ANSA