Ataque en Kabul: ¿Qué fuerza tiene el ISIS en Afganistán?

Mientras miles de afganos desesperados intentan abordar un vuelo para salir del aeropuerto de Kabul y huir de los talibanes, las autoridades de varios países de Occidente advierten de otra amenaza yihadista: el grupo ISIS.

El presidente estadounidense Joe Biden dijo que existe un “riesgo agudo y creciente” de ataque en el aeropuerto de la rama regional del grupo, denominado Estado Islámico-Khorasan (ISIS-K).

Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia pidieron a sus ciudadanos evitar el aeropuerto y buscar zonas seguras.

Al ser consultado directamente sobre la amenaza, un portavoz talibán reconoció el riesgo de “molestias” que causen problemas en la caótica situación, que atribuyó a la evacuación encabezada por Estados Unidos.

Un combatiente talibán patrulla las calles de Kabul, este miércoles. Foto: AP

Un combatiente talibán patrulla las calles de Kabul, este miércoles. Foto: AP

Dónde actúa el ISIS

Meses después de que el ISIS declaró un califato en Irak y Siria en 2014, combatientes salidos del talibán paquistaní se unieron a los militantes en Afganistán para formar un capítulo regional y juraron lealtad al líder del ISIS, Abu Bakr al Baghdadi.

El grupo fue reconocido formalmente por la dirigencia central del ISIS un año después de que se instalara en el noreste de Afganistán, en las provincias de Kunar, Nangarhar y Nuristán.

También estableció células en otras partes de Pakistán y Afganistán, incluyendo Kabul, según monitores de la ONU.

Las últimas estimaciones de su fuerza varían desde miles de combatientes activos hasta 500, según un informe del Consejo de Seguridad de la ONU divulgado en julio.

“Khorasan” es un nombre histórico de la región que incluye partes de lo que actualmente es Pakistán, Irán, Afganistán y Asia Central.

Un soldado de EE.UU. hace guardia en un puesto de control del aeropuerto de Kabul, este jueves. Foto: AP

Un soldado de EE.UU. hace guardia en un puesto de control del aeropuerto de Kabul, este jueves. Foto: AP

Los ataques más sangrientos

El ISIS-K reivindicó algunos de los ataques más mortíferos de los últimos años en el Afganistán y Pakistán.

Masacró civiles en ambos países en mezquitas, santuarios, plazas y hospitales.

El grupo, sunnita extremista, atacó sobre todo a musulmanes que considera herejes, en particular a los shiítas.

En agosto de 2019, reivindicó un atentado contra los shiítas en una boda en Kabul, en la que murieron 91 personas.

Un avión militar sobrevuela Kabul, este jueves, mientras siguen las evacuaciones en medio de un doble atentado. Foto: EFE

Un avión militar sobrevuela Kabul, este jueves, mientras siguen las evacuaciones en medio de un doble atentado. Foto: EFE

Se sospecha que este grupo fue autor en mayo de 2020 de un atentado que estremeció al mundo, cuando hombres armados abrieron fuego en la maternidad de un barrio mayoritariamente shiíta de Kabul, donde mataron a 25 personas, entre ellas 16 madres y recién nacidos.

Decapitaciones y más atrocidades

En las provincias en las que se implantó, su presencia dejó profundas huellas. Sus hombres mataron a tiros, decapitaron, torturaron y aterrorizaron a los aldeanos y dejaron minas por todas partes.

Más allá de los bombardeos y masacres, el ISIS-Khorasan no ha logrado controlar algún territorio en la región, y ha sufrido grandes pérdidas en las operaciones militares talibanas y estadounidenses.

Aunque los dos grupos son militantes islámicos sunnitas de línea dura, también son rivales y difieren en detalles sobre religión y estrategia, y cada uno dice ser el verdadero estandarte de la yihad.

Diferencias internas

Esos diferendos han provocado enfrentamientos sangrientos, de los cuales los talibanes han emergido generalmente victoriosos desde 2019, cuando el ISIS-Khorasan fue incapaz de afianzarse en un territorio como lo hizo su grupo pariente en Oriente Medio.

En una señal de la enemistad entre los grupos yihadistas, los comunicados del ISIS se refieren a los talibanes como apóstatas.

El ISIS fue crítico del acuerdo del año pasado entre Washington y los talibanes que condujo a un pacto para el retiro de las tropas extranjeras, acusándolos de abandonar la causa yihadista.

El ISIS y los talibanes

Tras la rápida toma de Afganistán por los talibanes en las últimas semanas, varios grupos yihadistas en el mundo los felicitaron, pero no el ISIS.

Un comentario del ISIS publicado tras la caída de Kabul acusó a los talibanes de traicionar a los yihadistas con el acuerdo con Washington y prometió continuar su lucha, según el SITE Intelligence Group, que monitorea las comunicaciones de grupos militantes.

Advertencias de Estados Unidos

Autoridades de Estados Unidos y otros países occidentales alertaron que el aeropuerto de Kabul, con miles de soldados norteamericanos rodeados por multitudes enormes de afganos desesperados, está bajo amenaza del ISIS-Khorasan.

Ninguno de los países dio detalles específicos de la amenaza.

“ISIS-K es un enemigo jurado de los talibanes y tienen un historial de combatir uno contra el otro”, dijo Biden el domingo.

“Pero cada día que tenemos soldados en el lugar, esos soldados y civiles inocentes en el aeropuerto enfrentan el riesgo de un ataque de ISIS-K”, agregó.

Algunos militares que han salido los últimos días del aeropuerto de Kabul han visto destellos de lanzamientos que suelen ser usados para atraer misiles que detectan el calor.

Fuente: AP. Colaboró, Qasim Nauman en Seúl

CB